lunes, 30 de junio de 2014

La clave para conectar los puntos en el servicio

 Buenas prácticas y certificaciones te puedan dar si lo experimentas en el terreno de juego, conocimiento. Pero jugar todos los días en el tablero es el punto clave del servicio. Hoy desde que he salido de casa, con libreta el mano, he contabilizado 37 puntos de prueba, como cliente y como proveedor y he anotado y medido los diferentes resultados en diferentes sectores en sus posibles servicios. Y la verdad, que los resultados son escalofriantes.

Independientemente del servicio e inclusive de la marca y de la empresa, sólo hay algo diferenciador y son las personas que como piezas dentro del tablero de ajedrez son las que lo hacen diferente, independientemente del rol y de la responsabilidad.

Como cliente, algunos como observador indirecto y otro directo interactuando con diferente personal los resultados son como la noche y el día. Y aquí, da igual el producto, el servicio o la marca, los métodos y los procedimientos. No me extraña que no evaluar las organizaciones in situ como se presta los servicios o como se crean los productos, se lleven las manos a la cabeza si el tema no funciona.

Como cliente, de 12 casos solamente tres han actuado amoldándose al usuario y yendo más allá inclusive por tal de satisfacer al cliente, en este caso, un servidor. Aparte de dar las gracias, les he pedido sus nombres y apellidos y me he visto obligado a enviar una notificación a sus respectivas empresas, para que por lo menos sepan por algo proactivo que tal servicio funciona porque hay una persona detrás que lo hace posible. De igualmente, sin pedirles los datos, les he comentado como sugerencia que observen y vean como funciona el resto de personal. Sólo hay donde se ejecuta la acción es la zona donde es posible ver los problemas y las grandes acciones. Y para unas y para otras tomar medidas.

Como proveedor  he medido 25 acciones y solamente 3 acciones han seguido el método establecido y las personas han hecho lo que decimos que hacemos. Lastimoso.

Por tanto, disponiendo de todos los conocimientos, experiencias, recursos y todo lo que queráis meter en el saco o la chistera, si no se quiere, no se hace y da igual las circunstancias.

Es increíble, pues mañana haré lo mismo, en los mismos sitios y las mismas circunstancias pero no repitiendo con las personas que o bien no estaban en la anteriormente medida, o bien si la actuación en base a lo marca el servicio y la calidad en sus majestuosas web indicas, no hubiere sido como dios manda o como sus políticas o procederes marcan. Y veremos de nuevo los resultados, crecimiento de creencia en dónde está la clave conectando los puntos.

No me sorprende y no juzgó las acciones realizadas sino que teniendo la capacidad sobrada no se ha dado como profesionales lo que sus organizaciones esperan por factores externos y esto sí que debería ser gestionado y seguido, para como he comentado no se lleven sorpresas. 



domingo, 29 de junio de 2014

Pintemos nuestra mejor obra llamada servicio


Pintar en la realidad la visión que uno tiene con respecto al servicio, puede ser lo más sencillo del mundo. Lo complicado, es hacerla realidad cada día. Y esa realidad cotidiana, es la que nos hace o nos puede hacer grandes, salvar obstáculos y crear esa magia que todos creo que llevamos dentro.

La información era la joya de la corona, en la que su disposición te hacia jugar con las mejores cartas en cualquier mano. Ahora, tenemos tanta información y en muchos casos disponible por todos, que es complicado a veces, discernir con el tiempo que disponemos, cual será la buena fuente, para poder tomar las mejores decisiones.

La tecnología de la información, la dirección de sistemas o como quieran llamarla a veces, parece que hace caso omiso a esa I que la define, dedicándose con fervor sólo a la tecnología. Esa tecnología que es fundamental para optimizar pero siempre debemos jugar con la información necesaria y vital para nuestros usuarios y nuestros clientes. En definitiva, para nuestro negocio.

Los profesionales, embriagados por esta forma de hacer, pueden perder el horizonte, ya que disponiendo de sus recursos y con sus capacidades, podrían hacer, teniendo esa visión del servicio, eso que podrían pintar en su cabeza cada día y, hacer realidad esos objetivos y resultados.

Por tanto, muchas veces la creatividad y la innovación están ahí y, su tránsito sólo puede ser factible con un conocimiento expreso de lo que realmente quieren hacer como profesionales. Yo les animaría para que de vez en cuando se hicieran esa preguntas. U otras preguntas que resonaran en sus cabezas y solamente con su pensamiento hicieran realidad su mejor obra de arte. Son artistas, aunque muchos no tienen esa creencia pero las dotes las tienen desde siempre.


sábado, 28 de junio de 2014

¿La pertenencia a un grupo no significa que se trabaje en equipo?

Desde hace mucho tiempo una de las capacidades que en ofertas de trabajo y en las propias organizaciones una de las cosas que se demanda al empleado o al responsable es el trabajo en equipo. Y este concepto que todos creen que saben y creen que actúan en su día a día, es un concepto erróneo o una percepción que está instalada en su pensamiento o conciencia.

No es lo mismo, que un grupo de gente se crea que trabajan de forma conjunta hacia unos resultados que un grupo de gente que comparta unas inquietudes comunes y actúen a través de una principios y valores alineados. Es totalmente diametralmente la concepción.

En otras organizaciones los llaman equipos de alto rendimiento. Pensando con nombrar dicho apelativo el personal que forma parte de estos grupos se comportará y con sus actividades alcanzará los resultados y objetivos que se esperan de ellos. Realmente es todo una falacia, salvo que exista realmente esa esencia y que va integrante, aunque con ideas diferentes, se unen, fluyen y trabajan como sí fuera una única persona o ente el que realizara dichas acciones.

Actualmente, se confunde por tanto lo que es trabajar en equipo con unir a un número de personas e indicarles que deben remar a la vez para alcanzar un destino, visión o puerto.

La imagen lo dice todo. La cuestión es que cada uno vea el resultado - ocho - pero aportando cada uno sus inquietudes y su forma de verlo y de llevarlo a la acción. La cuestión es que una vez todos de acuerdo de cómo hacer, se ponga solamente bajo una dirección y sentido de la marcha dejando atrás el consenso o la discusión hasta que decidieron que camino se debía o se podía seguir.

Esto se puede formar, se puede aprender, se puede sentir, pero solamente con palabras no se consigue. Se requiere de un esfuerzo de todos. De una motivación de todos. De un aceptar por parte de todos cada una de las identidades y la casuísticas, formas de ser e individualidades que cada componente del grupo aporta y respetando sus puntos de vista, unen sus fuerzas para crear un entidad común, superior a la individual que llena a todos y que con su fuerza, albergué la esperanza de llegar a buen puerto, apostando por las fortalezas de cada uno y como las mismas compensas las debilidades o posibles debilidades que dispongan cada uno de los miembros por separado.


viernes, 27 de junio de 2014

Sin información y para todos igual, a veces es imposible dar calidad

Hoy ha sido un día complicado y estoy tremendamente cansado, pero no por ello, debo faltar a mi cita diaria de compartir mis inquietudes que tengo del servicio con ustedes.

Una de las razones fundamentales para que el servicio se preste como Dios manda, es que todos los que participan tengan la información fundamental para tomar decisiones y que la misma, se comparta, se difunda y no se guarde para sí. Pero esto inculcarlo parece en muchos casos parece una tarea imposible.

Sobre todo que algunos sin información tienen que dar la cara y responsabilizarse de cosas, ante usuarios y clientes, por la falta de criterio anteriormente dispuesta. Y además esos mismos que por incompetencia y falta de gestión por no hacer cuando deberían de hacer se escudan en acciones que alguien debería o podría hacer algo. Saben de lo que digo. Seguro que también lo sufren, pero como siempre quien debería hacer, nunca hace. Por lo tanto, luego no deberían exigir. Pero ese es el mundo de la gestión y de la operación.

Menos mal que uno está acostumbrado y parece que ve antes que le pasen las cosas. Ya lo decía Konrad Adenauer cuando introdujo la frase de que "todos vivimos bajo el mismo cielo, pero ninguno tiene el mismo horizonte" y qué razón tenía.

Y a este tipo de gente se le deberían aparecer esos fantasmas del servicio que en entradas anteriores les describía. De ahí que la grandeza del servicio, se basa no sólo en experiencia y capacidad, sino en creencia, pasión, esfuerzo y dedicación. Sino de alguna forma, al día siguiente sería imposible poder presentarse cada día a trabajo como predisposición y dar lo mejor que tiene cada uno, sabiendo de antemano, que cosas y circunstancias por mucho que uno quiera, se le presentarán sin remisión y tendrá uno que dar la cara bajo las mismas circunstancias.

Por favor a ver sí de una vez, aquellos que deben dirigir por un lado y gestionar por otro, hacen su trabajo, para que todo funcione como debiere. Ya que sino, NO exijan cosas que no se puede conseguir por su propia incapacidad, por mucho que crean que saben, conocen o entiendan.












jueves, 26 de junio de 2014

Superadas las 100.000 páginas visitadas ...

Ayer sobrepasamos las 100.000 páginas visitadas en lo que tiene de vida de nuestro blog, por las personas y los profesionales, que nos siguen, nos leen, comparten, dialogan, nos comentan, sobre este temática, "la Gestión del Conocimiento".

A todos ellos, de los integrantes del Grupo de Trabajo de Gestión Conocimiento TI, perteneciente al Comité de Estándares y Modelos de Referencia de  nuestra Organización el itSMF España, me gustaría darles las gracias y el mayor de mis agradecimientos.

Pero esto, es un dato más, puede que un logro aunque lo importante, es seguir de forma diaria, proponiendo por escrito nuestras inquietudes, nuestros pensamientos, nuestros sentimientos, sobre esta temática a través de entradas y cada vez podamos incrementar nuestra comunidad y dar más difusión, soluciones y planes de futuro, a dicha Gestión del Conocimiento.

Muchas gracias!!!!!



miércoles, 25 de junio de 2014

El Doctor del Problema aparece en escena ...

Aún percibiendo la fragancia y la presencia de la Dama de las Incidencias en mis sentidos, me disponía a recibir la siguiente visita, el Doctor del Problema. Esto no es el "Cuento de Navidad" ni soy "Ebenezer Scrooge" aunque los visitantes que recibí ayer en mi sueño no sé si serán los fantasmas del pasado, presente y futuro, o lo serán de las "Best Practice" de ITIL.

De un susurro inaudible, sus palabras fueron claras y firmes. Hablas de Gestor de Servicios pero realmente sabes o conoces:

¿Qué es un problema?


Para muchos es un mal como en el tema de las incidencias. Sí se resisten a las mismas, imagínate que no provocará el tener de forma para ellos burocrática de registrar algo que tampoco creen y que según ellos les crea dolores y trabajo. Lo que no sé, es qué piensan o cuál es la razón o por qué actividades les suele pagar su empresa un sueldo, pero esto es otra temática.

Pero yo voy más allá. Que supongo que por ahí iba su respuesta, estimado Doctor del Problema. Al igual que las incidencias, un problema es parte del servicio. Y su objeto no es identificar la causa raíz de uno o más evento que ocurren o pueden ocurrir en la infraestructura y darle una solución temporal o permanente a la/s misma/s. Su verdadero objeto, es:

"Investigar e identificar la auténtica salud del Servicio"


Esa es la verdadera razón de la falta de entendimiento sobre el tema y la razón por la cuál tiene tanta resistencia. Se tiene la triste imagen que se debe actuar de forma reactiva, cuando sus mayores beneficios, es cuando se investiga y se identifica de forma proactiva cualquier posible dolencia que pueda tener en el futuro el servicio.

Pero, voy más allá. La gente piensa que el problema solamente se debe relacionar con posibles incidencias ya existentes o futuribles. Pero eso no es cierto. Cualquier cosa que pueda afectar a la salud del servicio, se debe identificar como un problema y darle solución. Cómo hacemos dentro del servicio, cómo de bien realizamos las solicitudes del servicio, cómo seguimos los procedimientos e identificar cualquier desviación que se pueda producir entre los resultados que se esperan y los reales. Es aquí, dónde se enlaza y nace, eso que todas las bocas hablan de ellos, pero que muy pocos aplican. 

Eso que se llama:

"Mejora Continua"


Tu respuesta, puede que me convezca. Pero ¿Esta forma de ver el servicio, las incidencias y el problema, es cosa tuya, o es algo que todos tienen presente en su mente - lo han aprendido o experimentado -  cuando realizan sus actividades cotidianas dentro de la Gestión de Servicios?.

¿Tú que crees? Yo tengo mi opinión al respecto, de lo que pueden pensar y dice la teoría y otra cosa qué pactiquen o les dejen practicas. Pero, para confirmar de forma veraz tu pregunta, deberías aparecerte a cada uno de esas personas que hablas como interesadas y que ellos mismos te dieran respuesta.

Buena, respuesta, ....Lo haré. Mientras que perdí por una momento la atención, ya que estaba completamente ensimismado en la respuesta dada y en mis pensamientos, volvieron los susurros, mientras que desaparecía de mi vista, esta grata visita, en esta noche mágica.




martes, 24 de junio de 2014

Anoche pernocté con la Dama de las Incidencias ...

Hoy me he levantado bastante contento. Ayer soñé con algo que amo profesionalmente: "el servicio". Aunque mi auténtica pasión sea mi familia. Me encontré, con la Señora de las Incidencias.

Dama inmaculada, de blanco espectacular, que se acercó hacia dónde yo me disponía. Y su pregunta fue, ¿Por qué todos me quieren mal? ¿Me aborrecen, se resisten en mi ciclo de vida a ayudarme, porque creen que solamente les produzco trabajo?

Mi respuesta fue, no llegan a entenderte, porque no creen en tí. Por tanto, no ven lo que haces. Para ellos, resultas ser un problema, una amenaza, una pérdida de tiempo. En cambio para mí, eres la luz que avisas que algo anda mal, que no funciona según los niveles establecidos, necesidades o requerimientos acordados, eres parte del servicio, no algo ajena a él.

¿Y por qué me hacen reencarnarme de forma continuada y no me dejan disfrutar una vez tenida una vida plena desde mi nacimiento hasta mi cierre? De nuevo por falta de creencia en tu entidad. No son capaces de verte nacer y la razón por la cuál naciste, no les interesa en nada verte crecer y desarrollarte, no te acompañan en tu plenitud y les da igual cuando perezcas.

¿Y por qué a veces me hacen caer en el olvido? ¿Y algunos ni siquiera me dan nombre y me hacen estar en el anonimato? Ya ves, tener pasión en lo que haces, en lo que sientes, en lo que amas, te hace ser diferente y hacer diferente. No te preocupes, que está vez, descansarás de una vez por todas, en un lugar en el compartir tu alma con el resto de tus hermanas. Serás categorizada como conviene tu presencia y tu alcurnia. Nunca más estarás en el anonimato, ya que tu nombre y apellidos estarán escritos a fuego por el impacto y la urgencia. 

Tendrás una descripción por todo lo que has hecho en favor del servicio. Y lo más importante, dejarás lo más importante para el resto. Dejarás un legado, para que nadie te haga de nuevo revivir, ya que toda tu historia desde el principio hasta tu fin, quedará resguardado para el deleite e información de todos. Y con tus acciones no hagan de nuevo, hacerte venir en vida y puedas eliminando tu recurrencia, poder descansar en paz.

Me llenas de emoción de que todo mi ciclo de vida y la de todas mis hermanas tenga significación para tí. Me permites una cosa, ¿Cuál es tu nombre? Mi nombre no es lo importante, querida Dama, la importancia es mi rol. Gestor de Servicios TI.

lunes, 23 de junio de 2014

Los grandes reinos de taifas siguen perdurando a través de la historia ...

Como si estuviéramos en el Medievo, con nuestro castillo, nuestro lord que la salvaguarda, nuestra guarnición, caballeros, soldados, habitantes, lacayos, animales y otros...en muchos casos, salvo actualizados en el tiempo, muchos grupos de soporte, se comportan tal cual no narra la historia.

Para una incidencia, una petición de servicio, un problema o un cambio, que tenga que ver exclusivamente con un trabajo propio del grupo de soporte o departamento, esté más o menos, con más eficiencia o no, evaluando más o menos el impacto,  los riesgos, los costes, los tiempos de hacer, se llevará más o menos a cabo.

Pero en el momento, que tienen que intervenir más de uno de estos reinos, ya que en vez de velar por la red de valor o disponer de un flujo transversal u horizontal, se basa, en el estandarte, en la jerarquía, en el número de grande que es mí castillo, o el número de caballeros o soldados de dicha guarnición, o bien por el número de cabezas que gestiono, aquí es dónde siempre viene el problema. Y seguirá viniendo, ya que la mayoría de las organizaciones, no hacen nada por ello y, más las comentadas, las jerarquizadas.

Hasta que no veamos los servicios de parte a parte, en toda su extensión, no dispongamos de la información veráz y actualizada de los mismos, no se disponga por parte de los grupos participantes de ese conocimientos y que todos sepan en cada momento qué hacer, por qué tienen qué hacer y para qué tienen qué hacer, seguiremos dando servicios, como antaño. Es una lástima, pero realidad. Aunque algunos se salven.





domingo, 22 de junio de 2014

¿Te atreves a tratar a las personas como pueden llegar a ser?

Tú como responsable, ¿Desarrollas a las personas para que adquieran el potencial que tienen? ¿Eres capaz de visualizar todo el talento que atesora o pueden atesorar? ¿Escuchas de forma activa, cuáles son sus sueños, objetivos o metas tanto en el terreno personal como en el profesional?

 ¿Evalúas dicha  proyección? ¿Qué haces para incentivar que tus subordinados  hagan de forma cotidiana un trabajo de calidad y de valor para la empresa? ¿Haces algo? ¿Hay directrices, políticas o estrategias en la empresa para gestionar este tipo de preguntas y llevarlas a la práctica? ¿Crees que es acertada este tipo de políticas? ¿Si no las hay, haces algo para promoverlas?

Hay un frase famosa de Goethe que leí hace tiempo que ejemplifica todo lo anteriormente expuesto:


"Trata a una persona como lo que es, y obtendrás lo que es, 
  Trátala como lo que puede llegar a ser, y obtendrás lo que puede llegar a ser"


Hay tanto que se podría conseguir en las organizaciones teniendo en mente está frase como auténtica misión, trasladando la misma a cada empleado y que todos la compartieran y creyeran en ella, con el firme propósito de hacer cosas grandes de forma individual y colectiva para la empresa.

sábado, 21 de junio de 2014

¿Es necesario seguir representando el guión pasado de nuestra vida o debemos vivir y experimentar cada día nuestra historia?

Marío Alonso Puig me identifica nuevos pasajes de pensamientos sobre nuestro comportamiento en la vida y, como NO, lo más importante que me atesora es compartir con vosotros, mis inquietudes sobre los mismos, para aquellos que me leéis.

Habla del gran guión que muchos - me incluyo - parece sin darnos cuenta que aprendemos como sí no hubiera otra cosa; que intentamos perfeccionarlo en esa nuestra gran obra de teatro, que representa nuestro pasado en la vida, que nos regocija; con tal de no afrontar nuestro presente, incierto y lleno de incertidumbres, que nos acongoja y nos resulta, a veces pavoroso, con tal de mantenernos en nuestra amada zona de confort. El autor nos lo describe de la siguiente manera: "Nos cuesta mucho salirnos de ese papel conocido y representado una y otra vez. O somos plenamente conscientes de que es preciso trascender dicho papel, dicha historia, y que nadie va a hacerlo por nosotros, o nuestra vida no será una creación, sino una mera representación de un papel".

Y lo certifica en la siguiente aseveración, instándonos a cambiar de obra, y escribir y aprender acerca de las posibilidades y oportunidades que nos depara la vida en el presente, haciendo volar nuestra imaginación y sueños hacia la creación de nuestro futuro. Lo describe como: 

"Nuestro papel se creo en nuestro pasado y nosotros, a base de seguir representándolo en el presente, lo proyectamos inevitablemente en el futuro. Por eso, no puede surgir nada nuevo de nosotros ni puede aflorar nada extraordinario hasta que vayamos más allá de dicho papel y exploremos qué es lo que hay en ese otro espacio que está más allá de dicho guión".

Pero dicho pensamiento, está intercalado y a disposición del mundo oriental desde hace mucho tiempo; muchos siglos atrás, en el que nos recuerda, la realidad y ficción, que puede representar nuestra vida, y todo depende del impulso, que nosotros mismos, le queramos dar e interpretar. Les dejo con una gran joya, que les hará pensar:

"Una vez soñó Chuang Tse que era una mariposa que no sabía nada de Chuang Tse. 
De repente despertó y volvió a ser Chuang Tse. 
Ahora ya no sabe si Chuang Tse era una mariposa o si la mariposa soñó que era Chuang Tse"

El autor, lo interpreta de la siguiente forma: "Cuando las personas despertamos, empezamos a contemplar realidades radicalmente diferentes de las que antes contemplábamos, porque nuestra mirada al ganar en profundidad nos permite ver ahora lo que antes estaba oculto". ¡Qué cierto!, solamente debemos convencernos de dicha verdad a nosotros mismos e interiorizarlo y actuar en consecuencia.

Todo ello, me lleva a buscar en mi interior, en mi conciencia, algo que se asemeje, que tenga representado y que haya vivido, para dar racionalidad a lo leído y posicionarme en un nuevo comienzo; desechar dicho pensamiento; o profundizar en algo, idea, sensación, o respuesta, ante lo expuesto. Y para hacerlo más gráfico, les acompaño con imágenes, que es aquello, que a través de los sentidos nos puede hacer equilibrar hacia un sentido u otro de la balanza. Por ello, se me ocurren diferentes películas, para concretar con su ejemplo, si la idea que traslada el autor, puede ser digna de estudio, de análisis y claro está, de llevar a la práctica.

Seguro que habrán visto alguno o recordará la película de "Atrapado en el tiempo" que habla de la historia en un pequeño pueblo de Pennsylvania, en el que un periodista gruñón y antipático se ve condenado a revivir, una y otra vez, el mismo día cuando va a cubrir el "día de la Marmota". Todo se repite, excepto su percepción de que, lo que le sucede en cada momento, ya lo ha vivido. Por tanto, de nuevo, el Ego nos confunde y nos incita a mejorar aquello que conocemos en el pasado. Hacer una representación perfecta del pasado, ya que es lo único que le interesa con tal de controlar nuestra situación y vida. Debemos despertar de dicho somnolencia y confusión entre lo que es realidad o sueño, de lo que es nuestra percepción del mundo a lo que realmente es.

El "Show de Truman" donde Jim Carrey encarna a un personaje que ha estado frenta a las cámaras aún antes de nacer, aunque no es consciente de este hecho. Su vida es filmada, las 24 horas del día y es transmitida en vivo a todo el mundo en el que induce el comportamiento humano a todos los telespectadores cuando se pone en determinadas situaciones. El actor de dicho guión podría ser una adaptación del Mito de la Caverna de Platón, donde Truman es el prisionero de por vida que no conoce otro mundo más que la proyección del mundo real, el escenario que se han puesto frente a él. 

Yo gracias a Dios, paso de ver la tele, esa caja que nos adormece y nos hace perder el tiempo en lugar de hacer cosas interesantes, que nos llene a nuestra familia, amigos, compañeros, o lo que queramos. Nos gusta conocer todo de los demás, pero nos resulta y nos da pavoroso miedo, indagar en nosotros; de cómo actuamos y lo que sí lo que hacemos tiene realmente sentido. Por ello, tiene tanto caché los programas de cotilleo; nos conmueve y nos enaltece nuestro ego, juzgar a los demás; en cambio, no somos capaces de reconocer y juzgar nuestros actos y decisiones.

Otro ejemplo, que suscita el mismo mensaje que el anterior párrafo y seguro que habrán visto u oído comentarios sobre la película de "Matrix". Las máquinas se rebelan contra los humanos y los meten en un sueño, haciéndoles creer que están despiertos y obteniendo la energía de ellos. Será verdad que están leyendo esto que comparto con ustedes, o lo mismo, estamos en un dulce sueño en el que de manera despierta, increíblemente real, están leyendo este pensamiento que comparto con ustedes. 

El autor, de nuevo nos trae una frase interesante en su mensaje y pensamiento:

"Quien se cree despierto jamás se planteará la necesidad de despertar, 
porque simplemente resultaría absurdo"

La siguiente frase, nos puede hacer sentir nuestra posición y reconocimiento del espacio-tiempo y predisponer a nuestro yo interior, para que salga y nos ayude a interpretar cosas, hechos o circunstancias, que las tenemos ahí, que siempre han estado, pero no nos damos cuenta de ello. "Si cambia el observador, también cambia lo observado". Imagínense sentados en el confort de su salón y miren y reconozcan toda la estancia, cada detalle. 

Ya lo han hecho, pues ¿Tienen una escalera en casa?. Si, pues dejen el ordenador un segundo y vayan a por ella. Situenla dónde quieran de su salón. Súbanse en ella, al peldaño que estimen. Y observen. A qué lo representado con anterioridad, como paradigma, en su mente, ha cambiado. Se vé de forma diferente. Hay detalles, que antes no había caído en ellos; en definitiva, es un gran ejemplo, para crear nuevo conocimiento y aprendizaje; crear un nuevo patrón de lo que representa su salón y su contenido.

Proyecten dicha idea, a su trabajo; ¿Han oído eso, de que debemos tener nuevos enfoques? para ver situaciones o problemas que se nos plantean día a día. No les pido que se lleven la escalera de su casa al trabajo, se suban y vean de manera diferente. Lo puede hacer subiéndose a la silla o a la mesa. O MEJOR. dejen volar su imaginación. Ya saben qué hacer, cómo hacerlo, en su interior, han aprendido que es lo que buscan. Solamente se debe tener paciencia y confiar en nosotros mismos. Háganlo por ustedes, y voila!!! apareceré, tomarán conciencia; y entonces solamente falta una cosa por hacer. Actuar y pasar a la acción. Se sentirán bien; es crecimiento; es auto-estima; lo hacen ustedes; créanlo.

Por ello, dejemos todos de representar la misma historia; esa que conocemos, que satisface a nuestro Ego aunque no lo apreciemos, y escribamos diariamente nuestra historia, la historia de nuestra vida, de nuestro destino, hagámoslo real. Eso dejará mella, no solo para nosotros si no para los que nos rodea. Inténtelo y su esfuerzo no será en vano; verán los resultados; por tanto, actúen en consecuencia; no se arrepentirán y encontrarán todo lo mágico que es capaz de darnos, la vida cada día que permanezcamos en ella; en cualquier ámbito en el que interactuemos. Por lo que; empiecen ya, a pensar, sentir, escribir y vivir, su apasionante HISTORIA, no se arrepentirán.


viernes, 20 de junio de 2014

A la memoria de Sr. Covey ... gracias por tu legado y mensaje

¿Qué importante es tener la conciencia de tener algo que decir? y que dicha idea transmitida se exprese con sentimiento y emoción; así como pueda servir para aquellos que me lean y me siguen, como guía o tema de diálogo, disparidad de opiniones o debate.

Rememoro con emoción mi primera ponencia, en cierto congreso nacional, de algo que me apasiona - esa gestión de servicios y su conocimiento - cuya fecha de coincidencia, tuvo gran significación hacia mi persona, que me hizo conectar los puntos hacia atrás y, darle de forma humilde, con mi granito de arena, un pequeño homenaje, al Sr Jobs, no por todo el éxito que en vida consiguió tener, si no por la actitud, compromiso y acción las tres grandes virtudes del talento que todos atesoramos - de visualizar un camino, una oportunidad, una forma de ver diferente, que creo que fue su mayor virtud. 

Siendo la misma, o debería ser un gran acicate, para cualquier persona llana, que intenté perseguir todo sueño u objetivo que tenga en la vida. Aún siento, aquellos aplausos, por la sinceridad de mis palabras y por la firme convicción de las mismas, hacia la gente que escuchaba, para que aprovechase cada segundo, sobre la fortuna que tenemos, llamada vida.

Hace un par de años, que coincide con el día de hoy, tuve una gran noticia, una gran victoria, un sosiego, una confianza, cuyas premisas no dependían de mí, aunque lo único que me ha llevado hasta aquí, por fortuna, o suerte, es esa actitud, compromiso y acción, de aceptar lo que me vino, adaptarme y ser positivo, ser proactivo con el hecho, tener un fin en mente, identificar primero lo primero, esa satisfacción privada, en esa carrera que se inició hace once años y de nuevo con gran emoción, se lo transmito, he vencido al cáncer

La vida me ha dado otra oportunidad, por lo que, sería de necios, no aprovecharla, ya que otros, cuánto NO darían por unos segundos, unos minutos, algún que otro día, para aprovechar cada lapso de tiempo, precioso que todos disponemos y que de igual forma, muchos desperdiciamos en vanidades, egos, desidia, envidia, bajada de brazos, como si lo que uno tiene fuere lo más importante y, no dándose cuenta, que hay muchos como tú, que puede tener lo mismo, o peor y, la forma de afrontarlo es diferente. Todo esto cambia la vida. La lástima, que tengamos que estar cerca del precipicio, para darnos cuenta de la gran suerte que tenemos de disfrutar, de eso llamada vida, en todos sus ámbitos.

El éxito, para mí no es haberme curado, ese no es el estado de felicidad. La experiencia positiva, es cada vivencia, cada segundo desde que ocurrió hasta hace una semana. El conocer la fortaleza y energía interior que dispongo para compartir todo lo que sé. El aceptar mi errores - muchos - y aprender de ellos. El intentar cada día no juzgar, ni pensar en lo que piensen de mí los demás, sino el afrontar día a día con entusiasmo, siendo Aprovechar el transito, acordarme de las personas que me han apoyado. La frase de que todo se sale, no depende de albergar o transitar de un estado al otro, si no disponer de la creencia de que se puede conseguir y que damos todo lo que está en nuestra mano para ello. De no llegar nunca NO nos podremos recriminar nada y estaremos satisfechos con lo conseguido o alcanzado.

Uno de los artífices que me hizo creen en mí, en todo aquello que de forma innata disponemos TODAS las personas y, que solamente debemos pensar y razonar en nuestro ser y con confianza sacarlo a la luz, fue conocer la esencia y el mensaje transmitido por el Sr. Stephen Richard Covey. Al igual que comentaba del Sr.Jobs, su éxito no es haber vendido 20 millones de libros, en diferentes idiomas, sino haber cambiado de paradigma y haber vivido toda su vida en base a una creencia, para seguir un propósito en la vida, vivir con unos principios y valores y, dejar en su memoria, una gran fortuna - no económico - sino en forma de legado. Y que dicho mensaje le haya servido para cambiar de paradigma a tantas personas.

Aún recuerdo la siguiente cita de Covey, que me hizo pensar y reaccionar ante el hecho que a cualquiera le puede acontecer:

Tomar la Iniciativa exige algún
tipo de visión,
algún nivel por alcanzar,
alguna mejora que lograr.
Exige disciplina al hacerlo.
Exige poner en ello
todo el corazón y la pasión
y hacerlo de un modo
regido por la conciencia
o los principios para alcanzar
un fin que merezca la pena.


Sí las personas no atesoramos ninguna inquietud, objetivo o sueño, estamos verdaderamente "muertos en vida" - SheepWalker - . Esto aplica tanto a la parte personal como a la profesional. El miedo, el mayor cáncer - el dinero - que hace cambiar a toda persona, que le hace confundir en vez de seguir la regla de oro - la ética, ver entrada anterior a esta en ese blog - le hace sufrir la fiebre de ir en busca del oro. 

Es la peor droga, y sus consecuencias y delirios, nos cambia como personas e intentamos amasar y conseguir algo, que nunca será suficiente, para que al final, sin principios o valores, nos demos cuenta, tarde, todo lo que hemos desaprovechado y hundido a nuestro alrededor, por disponer como antiguos extinguidos faraones, dormir en paz con la muerte con todas nuestra posesiones. Y no darnos cuenta, que aunque en vida se poseyese tal fortuna, duerme para siempre en el mismo espacio y capacidad - dos metros de largo x uno de ancho - que cualquier otra persona desconocida.

Las personas, debemos convivir y no tener miedo al miedo y engrandecer nuestra área de influencia. Cada persona, puede liderar un cambio empezando por sí mismo y hacer partícipe con la empatia y sinergia acercar posturas e ideales para mejorar no solo de forma particular sino grupal. Apliquemos el interruptor hacia el sentido del liderazgo y no del victimismo. Nos está tocando vivir una época de grandes cambios y en vez de ver la oportunidad y ver la botella medio llena, vemos únicamente adversidad y la botella medio vacía.

Nadie va a hacer nada por nosotros, si nosotros no estamos convencidos del cambio. No existe la suerte. La suerte hay que buscarla. Por tanto, debemos elevar al ser y a la persona y creer en nuestros talentos y potenciales. Debemos de dejar, la política bipolar, del blanco o negro, del cero o uno y buscar la tercera alternativa, ese nosotros, esa gama de colores que hay entre los extremos.

Debemos respetarnos y conocernos. Los negocios, se realizan cuando existe relación no grado o puesto formal. Aún recuerdo el ejercicio de Ana en el curso de verano, el mirar a una persona durante un minuto a los ojos. El verdadero concepto y mensaje debe salir de cada uno. La significación estriba, en quitarnos todo pin y autoridad formal y ver al de enfrente como persona. Ver a través de sus ojos, la ventana a enriquecernos aunque sin palabras de su empatia, de su forma de ver el mundo; de tener claro el yo y el tú, como iguales, no el yo y el eso -como si fuéramos cosas, hecho que en la actualidad, muchos tratan así a las personas, como cosas o se las gestiona como cosas. Si se consigue dicho estado, la tercera alternativa, resultará eficiente y, el nosotros saldrá por sí solos. Saldrá el ganar-ganar para todo lo que en conjunto nos propongamos.

Por lo que para cerrar mis ideas y pensamientos de forma pública, debemos disponer con hábito, y forma de actuar diaria, a través de un paradigma, en la que cada tarea o actividad que realicemos, estén marcados o sustentada en principios y valores ... y por todo ello, esta forma de pensar e intentar actuar es provocado por el mensaje que recibí del Sr. Covey por el que, estaré eternamente agradecido, por el mismo como por su legado. El disponer a la persona en el lugar que corresponda;  así como personas, establecer relaciones, para disfrutar dentro de nuestro tiempo finito de nuestra infinita satisfacción que debería ser, el vivir y ver su significación, cada segundo que tengamos o nos disponga el destino vivir.


jueves, 19 de junio de 2014

Ética: "La única regla para tomar decisiones"

Todos conocemos la regla de Oro "Haz a los demás lo que te gustaría que te hicieran a ti". Parece una definición, clara y simple sobre el concepto de Ética. Principio claro, que como personas deberíamos tenerlo como hábito en cualquiera de nuestras decisiones, relaciones y comportamientos con nuestros semejantes. 

La otra variante, igualmente seguida y que todos querríamos tener en mente, sería la de "No hagas a los demás lo que no te gustaría que te hicieran a ti". La cuestión es preguntarnos, sí lo llevamos a la práctica en nuestro día a día. John C. Maxwell, realiza y describe, en su libro, todo un sistema de historias y ejemplos sobre el concepto mencionado, su aplicación y la forma que tenemos de comportarnos en el que no sólo aplica en el terreno profesional, organizacional sino también es un principio cuyo ámbito nos lleva a la forma de comportarnos en lo personal.

Preguntas que deberíamos contestarnos u obtener respuesta desde nuestro yo interior. Que harán en algunos casos que rompamos y podamos escapar de la cárcel que nosotros mismos hemos incluido a nuestra identidad, carcelera de nuestro Ego. Vigilante, sin escrúpulos, que nos susurra e intenta convencernos que solamente veamos lo que él quiere, para que estemos sometidos, y que nos induce a que estemos quietos y tengamos como fin en mente permanecer en nuestra zona de confort, inculcando y quitándonos todo valor y motivación, a través del miedo, para que crucemos el umbral, salgamos de dicha cárcel y experimentemos cosas nuevas y saludables, en base al principio, que remito y de cabecera reside en esta entrada.

Preguntas como ¿Has cometido un comportamiento poco ético en el trabajo? Qué decisión has tomado al respecto, lo has dejado estar, has remediado lo realizado, te has vanagloriado de ello. ¿Has observado algún comportamiento poco ético en los demás y...has hecho/no has hecho nada al respecto? Os inducen algo dichas preguntas. La respuesta de la Regla de Oro, según el autor, es que ¿Nosotros debemos ser honestos a nosotros mismos antes de poder ser honesto para lo demás? esto es cierto, o es una frase sin contenido. Parémonos a pensar y repasemos aunque sea de forma mínima, cómo actuamos al respecto de tales circunstancias. Por tanto, TODO, comienza en nosotros.

Incidamos en cuestionarnos y planteémonos más cuestiones:

  • ¿Cómo quiero que me traten? Lo han pensado, sentido o expresado alguna vez. Veamos los interrogantes que se nos hace a los demás, desde esa postura.
  • ¿Quiero que me valoren como persona?
  • ¿Quiero que me aprecien por lo que hago?
  • ¿quiero ser confiable o digno de confianza?
  • ¿Quiero ser respetado?
  • ¿Quiero ser comprendido?
  • ¿Quiero que los demás no se aprovechen de mi?

Estoy en lo cierto, que no solamente una vez, sino más de una, alguna, unas cuantas sino todas las anteriores, en diversa inquietud o situación, han brotado con palabra, obra o pensamiento. ¿Qué hemos sacado en claro? ¿Cuáles son nuestra necesidades?. Es genérico del ser humano y emocional que somos.

Para continuar, en el tema interesante - creo - que nos relata el Sr. Maxwell, dos citas concluyentes. "Respeten a un hombre y el hará el resto" y "El talento es un Don el carácter una elección". Por tanto, se nos propone, en el devenir de la obra, como ejemplo, 10 reglas básicas y formas de actuar, de liderazgo en la organización, de jefes y subordinados, de cultura organizativa, de respeto y formas de entendimiento y trato en el día a día. Se las menciono y piensen si tienen cabida o es literatura sin valor:

1) Si tienes un problema conmigo vengan a hablar conmigo, en privado.
2) Si yo tengo un problema con ustedes yo iré hablar con ustedes, en privado.
3) Si alguien tiene un problema conmigo y va a hablar con ustedes, envíenlo a hablar conmigo, yo haré lo mismo con ustedes.
4) Sí luego de intentarlo ese alguien rehúsa en venir a hablar conmigo díganle, vamos a hablar con él juntos. Estoy seguro que encontraremos una solución y yo actuaré de la misma forma.
5) Presten atención a cómo me interpretan, si tienen dudas vengan a hablar conmigo.
6) Yo también prestaré cuidadosamente atención en mis interpretaciones.
7) Si algo es confidencial, no lo cuenten, excepto sí una persona se va a provocar un daño a sí misma, o quiere dañar físicamente a otra.
8) No leo cartas o notas anónimas.
9) Yo no manipulo, yo no seré manipulado.
10) Cuando esté en duda, hable conmigo y si tengo la posibilidad de aclarar sus dudas, sin engañarle, ni quebrar su confianza, lo haré.

Para mí, impresionante. Da igual el hecho de quién sea la primera persona, y quien sea la segunda. ¿Tendría cabida estas reglas de comportamiento y principio ético, para que fuéramos mejores y nos comportáramos, con honestidad e integridad entre todos? ¿O es irrealizable y una auténtica falacia o utopía?

¿Qué opinas?



Volver a encontrar nuestro camino ...

Un anónimo comentó de forma sabia: "a la cima no se llega superando a los demás, sino superándose a sí mismo". Y si nuestro objetivo no es llegar a la cima. Por tanto, a la frase anterior podríamos cambiar ligeramente el enfoque y afirmar que: "tú verdadero camino no lo hallarás nunca fijándote en los demás, sino hallándote a ti mismo". Ésta me hizo reflexionar y me hizo volver a un lugar mágico dónde todo comenzó, como este blog. 

Ese magnífico rincón dónde cierto día, con mis almas gemelas definimos un proceder. Una forma de pensar, un modelo de hacer, un camino de aprender, que nos hizo conectar con nosotros mismos. Aquello nos empujó a intentar seguir algo sencillo en palabras pero de gran dificultad a la hora de llevar a la práctica.

 "busca siempre la verdad de forma integra y honesta; controla tu cólera cuando haya circunstancias adversas; y da sin recibir para encontrarte a ti mismo siguiendo tus principios y valores para tener una vida plena".

La primera actividad - busca siempre la verdad de forma integra y honesta - te puede hacer llegar a tu esencia. Pero para cumplir con la misma, la motivación, pasión, compromiso, actitud y creencia que se debe mantener ante todo lo que haces y ante los demás es grande. La pureza en dicha afirmación estriba en no disponer de miedo alguno. De ninguna coacción para que con libertad podamos y queramos elegir nuestro camino. La dificultad estriba en un mundo en el que la autoridad formal reside o quiere estar siempre por encima de la autoridad moral.

La segunda actividad - controla tu cólera cuando haya circunstancias adversas - te puede hacer llegar a controlar tu parte consciente. A nuestro ego. Ente imaginario que en cada momento, por su control y aprovechando nuestros miedos o limitaciones que pueden aparecer en nuestro camino, intenta gobernarnos y alejarnos de nuestro propósito.

La tercera actividad - da sin recibir para encontrarte a ti mismo siguiendo tus principios y valores para tener una vida plena - te puede hacer llegar a disponer de energía ilimitada. Lo único que nos debe iluminar es hacer por los demás pero sin importar su opinión ni nuestro beneficio por hacerlo. En un mundo en el que el interés, las amistades, el recelo y la envidia puede estar en el orden del día. El ser totalmente puro con nuestros principios y valores y hacer y dar por el mero hecho de hacerlo, nos lleva inexorablemente a encontrarnos.

Este proceso con sus actividades pueden ser un referente para marcarnos cuál es nuestro propósito personal y profesional. El mirar atrás siempre debe ser un acicate de actitud positiva. Debe marcarnos en el aquí y el ahora, la disposición de ponernos las veces que sean necesarias en los tacos de salida. Para con la concentración y el convencimiento encontremos el camino; nuestro camino.


miércoles, 18 de junio de 2014

¿Por qué no SER "fuente", en vez de SER "desagüe"?

¿Es usted una persona fuente o desagüe? ¿Sabe reconocer la diferencia? Han escuchado alguna vez el lunes, queda menos para que llegue el viernes. Y el martes ocurre lo mismo ... el miércoles.

¿Por qué en vez de posibilitar negatividad se hacen un favor y convierten todos sus días en viernes?. Son capaces de darse cuenta una vez que están con ese tipo de gente, como su energía está bajo mínimos, como su confianza, autoestima, actitud y otros de sus intangibles que se vienen a menos. Huya de este tipo de gente. Ya que quieren trasladar sus frustraciones, incompetencias y negligencias a los demás.

Júntese con gente que energice, entusiasme, comparta, dé, revitalice, aquellas que sean fuente. Este tipo de comportamiento - desagüe - son lacras que hunden vidas y empresas. 

En cambio la fuente, es inspiradora. Es un tipo de liderazgo necesario en la actual. Son aquellas personas que cada vez siente la sensación y decisión de ser integro con sus ideas y depositarlas en los demás, para hacer cosas grandes.

En esta época de desánimo, de que todo parece oscuro, de que no hay soluciones, busque aquellas personas que son fuente en si mismos y en los demás, para que vuelvan a la senda de buscar su oportunidad.

No lo olvides y actúa en consecuencia

¿69 claves para lograr el éxito ...o solamente una?

Las personas actualmente están con la inquietud de encontrar las fórmulas mágicas del éxito, en la red social, en libros, en blog, en donde sea. Del éxito, de cómo desarrollarse profesionalmente, de cómo aprender a ser más eficientes, efectivos, más comprometidos, más motivados, más, más y más ... 

Y no hay fórmulas mágicas, ni 69, ni 7, ni 10, ni 53.


Solamente hay una única clave del éxito. Y esta, eres TU.


No hay ninguna más increíble, posible y probable, que tú mismo. El potencial está ahí. Si no lo has descubierto, piensa, busca, siente, lo que te resuena en tu cuerpo y en tu cabeza al idear o soñar esto.

Vete a una zona segura, tranquila, acogedora para ti. Una estancia llena de tranquilidad y sosiego, en la que estés centrado y deja fluir tus sentimientos. 

¿Por qué no empiezas por pensar qué sería para ti el ÉXITO?


  • ¿Por qué no empiezas a escribir todo lo que se te ocurre?
  • ¿Por qué no lo defines?
  • ¿Por qué no defines dónde estás con respecto a tú éxito?
  • ¿Por qué no detallas dónde quieres estar?
  • ¿Por qué no planeas como llegar a tú éxito, con tus recursos y capacidades?
  • ¿Por qué no le ponen una fecha?
  • ¿Por qué no planificas cuándo vas a empezar a caminar hacia dónde está eso soñado que quieres hacer realidad?
  • ¿Por qué no empiezas a andar?
  • ¿Por qué no dejas de escuchar las opiniones de los demás y empiezas a hacer caso a las tuyas?
  • HAZLO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

No olvides dos cosas:

Tú ya eres ÉXITO y eres solamente la CLAVE




martes, 17 de junio de 2014

Hoy, han encontrado mi pequeña botella, que deparará mi futuro...

Hace dos años y medio, escribí las siguientes líneas, ante un hecho importante de una persona importante para mí. 

En el Apéndice B, páginas 242-244 del libro "Las Trampas de la Integración" aparece una bitácora llamada "Mensaje en una pequeña botella" en la que describo mí sentir, mi pasión, mí visión - en definitiva mis sueños profesionales - que espero algún día hacer realidad, que me produjo y provocó la lectura de aquella pequeña carta de navegación, de aventura, de aprendizaje, de travesía, de conocimiento - recomendable para todo tipo de tripulantes de una nave TIC - que el autor -Óscar Corbelli - me concedió para que le echara un vistazo, un año atrás.

"Me encuentro en la isla Reflexión situada en la parte central del Archipiélago de la Estrategia, cuya posición relativa hace que se visione con precisión el resto de las islas y los movimientos de las diferentes flotas que surcan sus mares.

Provengo de una familia afincada en el interior, trabajadora del campo, pero mi gran ilusión desde edad temprana a raíz de la lectura de ciertos libros es la mar, surcar los océanos, en busca de aventuras cuya creatividad e imaginación se empezaron a discernir desde mi niñez.

Desde mi edad adolescente emprendí mi camino, para acercarme hacia mi sueño desplazándome a una ciudad portuaria, en busca de aprender las lides de la mar para poder enrolarme en un gran bajel y cumplir mis sueños.

Durante años realicé todo tipo de trabajos, para ganarme la vida, limpiando cubiertas, zurciendo velas, aprovisionando barcos, para obtener un dinero suficiente para poder entrar en una escuela de navegación y así poderme hacerme a la aventura.

Mi infortunio aunque trabajaba de sol a sol, hizo que no me acercara a la cantidad suficiente, y mi pasión e ilusión para embarcarme se iba marchitando hasta que, cierto día, conocí a un personaje mezcla rara de sabio y silencioso alquimista, disfrazado de buhonero, que provenía de la isla Albiceleste, al otro lado del océano, que me enmarcó en las enseñanzas necesarias de los marcos de las buenas prácticas y de otras naves metodológicas.

Le llamaban Pita, aventurero y conocedor de los mares, de los vientos, de tripulaciones, de barcos, de navegación, de mil batallas, accedió a traspasarme sus conocimientos con la promesa de que, una vez aprendido, me embarcaría para recorrer cada rincón del archipiélago y que transmitiera dichas enseñanzas a otra persona que me encontrara con la misma ilusión con la que yo había llegado a su persona. Hecho que prometí con lo más profundo de mí ser.

Me describió aquello que no aparecía en los libros y en las escuelas, aquellos conceptos que debían interiorizarse desde el interior, el cómo visualizar primero y crear después las cartas de navegación, inferir e investigar la forma de comportarse de la mar para, confiando en dicho aprendizaje con honestidad, humildad e integridad, pudiera emprender el viaje a través de las tres grandes islas del Archipiélago de la Estrategia y llegar a mi destino profesional.

Me ilustró en cada tipo de flota, del tipo de tripulantes, de su comportamiento; me previno de las malas artes y de tener un fin en mente, siguiendo mis principios y valores y con mi gran fortaleza de aprendizaje de doble entrada, transmitiera del mismo modo a cualquiera que me lo pidiera.

Acabada la enseñanza teórica llegó el día de separarme de mi mentor y poner en la práctica todo aquello que, con paciencia y tino, me había trasladado. Lo último que hizo fue costearme un pasaje en una nave TIC.

Conocí de buena mano de su arte como comportarme con la flota enemiga y con la de mercenarios. Fui pasando de isla a isla tal y como me había transcrito, justificando desde dentro hacia fuera. Y entendí por primera vez la razón por la cual se convirtió en buhonero. Comprendi de primera mano la burocracia, las malas prácticas, las lides de la piratería, el sentir de los mercenarios, por lo que, mi ilusión y formas que desde muy pequeño había generado un magnífico paradigma, parecía que poco a poco, se iba perdiendo. 

Dicha falta de identidad, me hizo decidir, con mis pequeños ahorros comprar una pequeña embarcación y volver a discernir, con la calma, el sosiego y la contemplación del mar, mi nuevo destino.

La fortuna, me deparó llegar a la Isla Reflexión, en la que actualmente resido. En la cual, he recapacitado y he comprendido todo lo que tengo y todo lo que sé, sin embargo, tengo una gran herida que me hace mella en lo más profundo de mi ser: no haber disfrutado en la mar, con una nave TIC que fuera capitaneada con una persona con liderazgo, que con cultura, principios y valores, me hiciera dar toda mi valía y potencial en pro de la nave, de mis compañeros y de la organización.

Si tuviera enfrente a mi gran amigo Pita, él con su ingenio y única persona que sí ha sabido sacar lo mejor de mí, me aconsejaría que camino debiera tomar. La cuestión es que dicha nave anhelada no se bifurca en mi horizonte, en cambio no dejan de acecharme la de mercenarios y gente sin escrúpulos y falsos proveedores y viajes a ninguna parte.

Por ello, dejo este mensaje en mi última botella, esperando que algún capitán con dichos criterios, crea en mí, y le pueda demostrar en su andadura todo lo que se y soy capaz de dar y realizar. Mientras tanto, seguiré intentando seguir descubriendo mi yo interior, seguir aprendiendo cada día e idealizar aunque parezca de manera utópica y lejana, como sería poder capitanear un viaje, en dicho futuro incierto, por el conjunto de las islas y poder cumplir y alcanzar mi sueño.

Qué el azar y la marea, mi pasión lleve dicho mensaje hacia el mejor puerto. De un ser humano que aprendiendo de otro ser humano experto en buenas prácticas y otras metodologías intenta, aparte de ser mejor persona, convertirse en un auténtico profesional."

Es una gran satisfacción que el autor haya tenido a bien, publicar mis sensaciones, mis pensamientos y, únicamente espero que haya sido de su agrado, lo que transcribí en dicha pequeña historia, en este sentido mensaje lanzado a la inmensidad de la mar en una pequeña botella.


Hoy, han encontrado mi pequeña botella, que deparará mi futuro... 


Cuando el jefe es el que marca las pautas

Para algo es el responsable, dirán algunos. Una cosa, es que el jefe, en base a la estrategia, plan, directrices y políticas, encamina, explique, difunda, comente, exija, mida, evalúe y otros muchos verbos de acción que se os ocurra a sus subordinados. Estando a un nivel ejecutivo. 

Pero que ocurre, cuando aparte del nivel ejecutivo, en el táctico y en el operativo, el responsable tiene también que dictar qué hacer y cómo hacer. Y no porque no delegue ni deje hacer a sus subordinados. Sino, porque si no encamina, dirige o gestiona las directrices, nadie toma decisiones.

Por tanto, muchas veces nos quejamos de nuestros responsables pero por qué no nos miramos a veces nuestro ombligo y de forma humilde y sincera, tomamos de una vez las riendas de nuestra responsabilidad. Recordar que entre otras cosas, por eso nos pagan y, tomamos de una vez ese qué hay que hacer y cómo hay que hacer, quitando de esa pérdida de tiempo a nuestro responsable.

Aquí la posible solución está para todos los gustos. Unos dirán que la culpabilidad es del jefe por no ponerse e indicar a su gente de forma cristalina lo que debe de hacer. Otros dirán que la culpabilidad es de sus subordinados, que no pegan chapa al agua. Otros, el conjunto. Otros la organización.

La cuestión, es que mientras no se haga nada, solamente se avanzará a toque del tambor del responsable, siendo ineficiente e inefectivo largas jornadas de tiempo improductivas y que solamente se avanzará cuando de nuevo el responsable, supervise aquello que mandó hacer a sus subordinados.

¿les suena?


Pues a ver si hacemos algo, ya que luego queremos cobrar incentivos y objetivos en base a no tomar ninguna decisión al respecto por querer estar en todo momento bajo el paragüas de nuestro jefe.

Hablando de objetivos, hoy hago 43 años, todo un chaval, escribiendo mi post 43 en 43 días consecutivos. Qué bonita coincidencia. Hace tiempo parecía un mundo encontrar tiempo para escribir, hoy ya es un hábito y una de mis prioridades diarias. ¿Por qué? Por un lado por el simple hecho de hacerlo. Por otro, compartir mis pensamientos y sentimientos sobre lo que me acontece de forma diaria. Y si a alguien le gusta y le sirve, que mayor satisfacción puede uno tener.





lunes, 16 de junio de 2014

¿Dónde está la oportunidad de mejora?

El secreto está en buscar la actividad, tarea o el trabajo por el que la mayoría de la gente cree que no vale la pena el esfuerzo. 

Aquí es donde radica la oportunidad que todos disponemos y además no olvidemos una gran cosa que a veces se nos pasa, ya que muchas veces solamente vemos nuestros derechos y no nuestros deberes, a nivel de empresa. Por eso y para eso nos pagan.

¿No me digáis que por delante de vuestros ojos o pensamientos no aparecen estar oportunidades?

La cuestión es que muchas veces solo vemos o nos movemos sí tenemos aspectos económicos o monetarios que nos incentiven y aquí de nuevo estamos equivocados. Lo normal es sembrar para recoger. Sí lo sé. Muchas ocasiones o en muchas empresas eso no se ve, ni se incentiva de ninguna de las maneras, ni siquiera con un gracias.

Pero no olvidemos que debemos estar por encima de esto como profesionales y sino, nadie nos ata de donde estamos. Por lo que, por favor, balanceemos las cuestiones y no arrimemos solo el pescado que nos interesa.

Creo firmemente, que con un responsable como dios manda, que sepa que tiene entre manos y, que una de sus capacidades sea la creatividad y la innovación, todo esto, no se le pasa y sabrá corresponder con el esfuerzo realizado.

domingo, 15 de junio de 2014

¿Debemos estar predispuestos siempre para prestar el mejor servicio que podamos a nuestros clientes?

Cada día puede ser una prueba para comprobarnos a nosotros mismos, de qué madera estamos hechos; y si hablamos de cómo prestamos el servicio, más. 

Cada día, debemos, con nuestro conocimiento, aprendizaje y experiencia y, con una motivación propia de un profesional, nos debemos disponer con humildad pero con excelencia en los tacos de salida, para demostrar la calidad y el valor que podemos generar.

El otro día, por poner un ejemplo, de ese ¿Cómo nos disponemos en los tacos? estaba de compras y fui a entrar en una tienda que realmente me encantan, tanto sus productos como su atención. Y nada más entrar en la tienda, a quince metros, visualicé a una dependienta - nueva pero se denotaba que sabría del tema - y me encaminé a consultarla sobre una temática.

Según me iba aproximando a la misma, su cara, su mirada y todo su cuerpo, me comentaron, que la iba a molestar - no estaba haciendo nada - y su predisposición por tanto no era buena. Efectivamente, mi intuición no fue esquiva. Al llegar y sin terminarle de preguntar me dijo que no había. Le pregunté:

¿Estás teniendo un mal día?


Se quedó pensativa ante mi pregunta y pasados unos segundo me dijo. ¿Por qué? Le comenté, todos podemos levantarnos con el pie izquierdo, no estar motivados, tener estrés, estar pensando en cualquier problemática de casa, pero es no es óbice de tener actitud y de representar como dios manda, a la organización que nos paga e intentar si estamos de cara al público intentar hacerlo lo mejor posible...se quedo callada y sorprendida.

Da la casualidad que mientras le comentaba a la misma, que de todas formas lo pensara y que vería como su problemática se arreglaría, se acercó el encargado y me saludo. Ya comentaba que soy asiduo. La cara de sorpresa de la dependienta denotaba que yo como cliente, me quejaría de la forma y el servicio recibido pero...

¿Se sorprendió de mi respuesta al encargado?


Le dije, esto está como siempre, da gusto entrar en vuestras dependencia y además veo que tienes caras nuevas, y su servicio, en vez de ser igual, va increyendo. La cara de la dependienta fue de sorpresa. Me despedí de ambos, deseándoles que pasaran un buen día.

Días después, me acerqué de nuevo a la tienda y, qué casualidad, la misma persona que la otra vez. Pero fue diferente. Muy diferente. No fui yo hacia ella; ella vino hacia mí. Y sus primeras palabras, fueron de agradecimiento. Le respondí ¿Por? Me comentó que el otro día tenía problemas en casa y no la dejaban desempeñar bien su labor y tras nuestra conversación y mi comentario hacia el encargado, le hizo reflexionar.

Le dije, no hay de qué, pero yo no he hecho nada, tú con la propia experiencia has aprendido y eso es lo que te llevas. Encontrándome al encargado cuando salía, me especificó que mis palabras del otro día eran totalmente ciertas y, que no sabe como, la dependienta había cambiado y parecía que se había multiplicado por cuatro. Es como sí cada cliente que tiene a su vista, se dispusiera en los tacos de salida e hiciera una carrera para complacer, para prestar un servicio y una calidad propia de la marca de dicha organización. La he propuesto para que le suban el sueldo en base a sus resultados. 

Me dije, esto no pasa a menudo, estaré soñando. Por lo que, la relación cliente-servicio o servicio-cliente debe estar equilibrado y participar en buena forma y al unísono para que todos ganen. Lo que saco yo de todo esto, es mi aprendizaje propio para poder crear y prestar mejor mis servicios y como no, se aprende fuera comparando con otros y estando pendiente de este tipo de oportunidades en las que aprender a ser mejor, a ser diferente y, por tanto, satisfacer mejor tu día a día en el trabajo.